CAPILLA Y MUSEO DEL SR. DEL ÁRBOL

senor del arbol

Se encuentra ubicado a al costado derecho del Parque Central, destaca un impresionante arco de piedra, el que conduce a la entrada principal de  la capilla, la puerta central de madera tallada captura la atención de los visitantes, ya en su interior la aparente simplicidad de su nave, se complementa con la imagen extraordinaria del Sr. Del Árbol de Pomasqui, que tiene como cuerpo un tronco de árbol de un kishuar (árbol nativo-budeleia).

Las fiestas del Sr. Del Árbol, se celebran los primeros días mes de julio de cada año, en las  vísperas la chamiza ilumina la noche al ritmo de tonadas tradicionales, los monos, el sacharuna, las mojigangas, los capariches son varios de los personajes que dan el toque particular y característico de los festejos andinos.

A un costado de la Capilla del Sr. Del Árbol, se levanta el Museo del mismo, en el cual los turistas encontrarán varios testimonios de milagros obtenidos a través de pinturas realizadas por las personas que obtuvieron sus milagros, además de figuras religiosas.

El Señor del Árbol  representa la imagen de Cristo tallada en un Árbol de “quijuar” . La celebración es muy antigua, del tiempo de la colonia . Aquí además de la novena, los priostes realizan el albazo en la madrugada, la fiesta de la víspera. Hay varias bandas de Pueblo, dependiendo de los alcances de los priostes y se brinda entre los presentes chocolate, canelazos, comida y bailan algunos disfrazados.
La leyenda del Señor del Árbol viene contada por José Elías Hurtado, nos narra la historia de un campesino llamado Jerónimo Guañuma.  Quien vivía en el barrio El Común, tenía una familia y era un buen trabajador y seguidor de la religión católica. En una ocasión que el campesino bajaba en día Domingo de Ramos antesala de la  Semana Santa a la misa, tenía la costumbre de  dejar su acémila amarrada a un árbol de quijuar bajo sombra cerca de la iglesia, en esta ocasión al regresar a ver su animal, el campesino lo encontró de rodillas, lo cual era muy extraño. Así pasó hasta la siguiente semana en que al regresar de la misa, esta vez con su esposa,  encontró de nuevo a los dos  animales de rodillas lo que los conmocionó sobremanera. El campesino, en otra ocasión,  que había estado de visita donde su comprade se extraña nuevamente al ver al animal postrado de rodillas ante el árbol.
Finalmente  el campesino resuelve contarle lo visto al padre, el que les acompaña a ver al animal en esta posición tan extraña, el padre se había quedado tremendamente sorprendido ante el hecho, que comentaría más tarde  con sus superiores de la comunidad franciscana. Hay algo que tiene ese árbol, sus dos ramas abiertas dan la impresión de parecer ser una cruz. Llegó el día de viernes santo y en esta ocasión todos pudieron observar el milagro en ese árbol ante el que los animales se postraban. El padre conversó el tema con sus superiores  los  que al final  resolvieron encargar a  un famoso escultor de la época el que talle en el árbol el rostro de Jesucristo en los últimos momentos en la cima del calvario, además de eso se debía mandar a edificar la capilla del Señor del Árbol .

Visitas
018974
Your IP Address : 3.235.45.196
FanPage
Mapa de la Parroquia