Los marros

Los marros se jugaban entre cuatro o cinco personas. Se hacía unos huecos en donde se trataba de embocar unas pelotas, que eran como de tenis. Cuando una de las personas embocaba en el hueco que no era de él, la reacción del dueño del hueco era tatar de sacarle y con un golpe (quemarle) para que se cambie a otro lado. Al final del juego ganaba el que lograba no ser quemado. 

Visitas
018974
Your IP Address : 3.235.45.196
FanPage
Mapa de la Parroquia